martes, 4 de noviembre de 2008

DOLOR DE RODILLAS: Lesiones frecuentes


Las rodillas por lo general están expuestas a estrés, no sólo por deportes de alto impacto, sino también por las actividades cotidianas, como ponerse en cuclillas, agacharse, arrodillarse y subir escaleras. Las rodillas se flexionan, se tuercen y en ocasiones se golpean durante los deportes.
Causas
Casi todas las lesiones de la rodilla implican un golpe, un giro repentino, o un aterrizaje duro después de un salto. Un fuerte golpe en el lugar exacto puede desgarrar el cartílago y producir la torcedura de varios ligamentos.
Torceduras
Las torceduras son el resultado de un golpe o de un giro repentino de la rodilla. Una torcedura de los ligamentos de la rodilla causa hinchazón (generalmente en el transcurso de una hora), dolor y dificultad para caminar. El lado de la rodilla que sufre la torcedura tal vez esté hipersensible al tacto. Incluso las torceduras leves de rodilla a menudo tardan dos a tres semanas en sanar por completo. Un fuerte golpe en el lado interno o externo de la rodilla producirá la torcedura del ligamento en el lado opuesto al forzar a la rodilla a doblarse en dirección lateral. Si siente dolor en el lado donde ocurrió el golpe, probablemente sea una contusión, y no una torcedura.
Fragmentos sueltos de cartílago y hueso (“joint mice”)
Los “joint mice” son cuerpos sueltos (a menudo fragmentos de cartílago desgarrado o astillas de hueso) que flotan dentro de la rodilla. Un golpe fuerte en la rodilla puede hacer que una pequeña porción de la superficie del hueso muera. Los fragmentos de hueso muerto después se desprenden del hueso principal y quedan flotando dentro de la articulación. Los síntomas a menudo tardan hasta un año en aparecer luego de un traumatismo. Cuando los fragmentos de hueso quedan atrapados entre los huesos en movimiento, causan dolor repentino e incluso hacen que la rodilla se trabe o se doble.
Rodilla de corredor
La rodilla de corredor, también llamada síndrome de dolor rótulofemoral o dolor en la parte anterior de la rodilla, es la causa más frecuente de dolor en la rodilla, y la lesión más frecuente de la rodilla por uso excesivo. La rodilla de corredor puede ocurrir por golpes directos repetidos en la parte delantera de la rodilla, o sin una razón manifiesta. Puede desencadenarse por diversas actividades que imponen estrés sobre la rodilla, o incluso por usar calzado que no da apoyo adecuado a los pies durante la práctica de deportes. También puede ocurrir porque la rótula no se adapta correctamente a su surco en el extremo del fémur. El área alrededor de la rótula o en la parte posterior de la rodilla puede doler o estar hinchada, en especial durante o después de la actividad. Ponerse en cuclillas o sentarse con las rodillas flexionadas durante un período prolongado puede ser doloroso. Usted quizá sienta un rechinar o un chasquido cuando flexiona la rodilla o la extiende. Los ejercicios para fortalecimiento pueden ayudar a corregir la rodilla de corredor y evitarla en el futuro.
Rodilla de saltador
La rodilla de saltador, o tendinitis de la rótula, es una inflamación del tendón del cuadriceps en la parte superior de la rótula, o del tendón rotuliano en la parte inferior de la rótula. Saltar o un golpe directo en la rodilla es la causa frecuente de inflamación y desgarro de estos tendones.

Bursitis de la rodilla/rodilla de la criada
La bursitis prerrotuliana o rodilla de la criada o lechera es una afección frecuente en personas que trabajan sobre las rodillas mucho tiempo, como personas que instalan pisos o alfombras, techistas y jardineros. Los síntomas comprenden un área blanda e inflamada en la parte delantera de la rótula, dolor y rigidez. En casos más graves, la hinchazón puede extenderse por arriba de la rótula y a los lados de la misma. Una bursa (uno de los sacos llenos de líquido que amortiguan el movimiento dentro de una articulación) inflamada puede romperse internamente por sí sola. Si sucede esto, el cuerpo absorbe el exceso de líquido y la hinchazón e inflamación habitualmente cesan. La mejor medida preventiva para la bursitis prerrotuliana es usar rodilleras siempre que se trabaje sobre las rodillas durante un período prolongado.

Síndrome de la banda iliotibial
El síndrome de la banda iliotibial consta de dolor que se experimenta durante la actividad, como correr o una rutina de ejercicio. La banda iliotibial está formada por un músculo que empieza en el anillo superior de la pelvis y un tendón que se fija al exterior de la rodilla. El ejercicio puede hacer que la banda se tense o se desgarre parcialmente. El dolor por lo general empieza luego de 10 a 20 minutos de correr o de hacer otra rutina de ejercicio, y cesa cuando se suspende la actividad. El síndrome de la banda iliotibial a menudo empeora, con dolor que aumenta y que empieza antes durante un entrenamiento.
Extraído de: Well Advised, Second Edition, Text copyright © 2003 Park Nicollet Institute
Redactor , DiannaRevisor médico: en línea: SinovicCineas, Sybil MD
NOTA: ORTHOTEC ofrece a sus cliente un compketo asesoramiento en este tema ademas de los elementos necesarios para la prevencion y cuidado de sus rodillas: rodilleras elastizadas, rodilleras con refuerzo rotuliano, refuerzo infrapatelar y gran variedad de rodilleras y articulos de rehabilitacion y apoyo Nacionales e Importados. Consultenos sin obligacion de compra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada